Manos que Hablan Manos que Hablan Alfabetos
24/11/2017 Lengua de señas
Lengua de Señas
Diccionario
Configuraciones
T. Dactilológico
Alfabetos
Ayuda
Servicios
Noticias
Instituciones
Comunidad
Novedades
Quienes Somos
Noticias
Viernes, 7 de Julio de 2006 - Ciencia / Salud
Revelan vínculo genético en pérdida auditiva inducida por ruidos

Un grupo de científicos belgas identificó tres genes que podrían explicar el motivo por el cual algunas personas expuestas a altos ruidos sufren la pérdida de la audición.

Los genes descubiertos por el profesor Guy Van Camp e investigadores de la Universidad de Antwerp están involucrados en el reciclaje de potasio en el oído interno, proceso esencial para poder escuchar normalmente.

El doctor Ralph Holme, de la organización británica sin fines de lucro para la sordera y la dificultad para oír RNID, que financió la investigación, describió el descubrimiento como un avance muy importante.

"Este hallazgo podría revolucionar el modo en que esta forma común de pérdida de la audición puede prevenirse y tratarse en el futuro," señaló Holme el miércoles en un comunicado.

Van Camp descubrió los genes mientras estudiaba a más de 1.000 hombres que habían sido expuestos a ruidos elevados mientras trabajaban en fábricas de pasta de celulosa y de acero en Suecia.

Cerca del 80 por ciento de los participantes habían estado expuestos al ruido por al menos 20 años.

Después de evaluar la capacidad auditiva de los hombres, los científicos realizaron un análisis genético del 10 por ciento de los participantes que eran más sensibles al ruido y del mismo porcentaje con los oídos más resistentes. Luego, compararon los resultados.

"Se encontraron diferencias significativas entre los trabajadores sensibles y los resistentes (al ruido) en la secuencia de tres genes: KCNE1, KCNQ1 y KCNQ4," dijo Van Camp, que informó los resultados de la investigación en la revista Human Mutations.

La pérdida de la audición inducida por el ruido es causada por sonidos que van de 120 a 150 decibeles.

Las motocicletas, los petardos y las armas emiten sonidos dentro de esos niveles, según el Instituto Nacional de la Sordera y Otros Trastornos de la Comunicación (NIHL por su sigla en inglés) de Estados Unidos.

Los ruidos del tránsito en las ciudades más pobladas pueden alcanzar los 85 decibeles. En tanto, la medición del ruido inferior a los 80 decibeles no provocaría problemas auditivos, aún después de una exposición prolongada.

El ruido elevado es causante, al menos en parte, de los problemas de un tercio de los 28 millones de estadounidenses que padecen algún grado de pérdida auditiva.

Por su parte, más de un millón de británicos están en riesgo o ya sufren pérdida de la audición inducida por el ruido, según informó RNID.

FUENTE: REUTERS




Diccionario | Configuraciones | Alfabetos | Ayuda | Instituciones
Noticias | Novedades | T. Dactilológico | Quienes Somos | Contáctenos
2001 - 2017 | © Manos Que Hablan ® .:. Todos los derechos reservados




Diccionario señas