Manos que Hablan Manos que Hablan Alfabetos
19/11/2017 Lengua de señas
Lengua de Señas
Diccionario
Configuraciones
T. Dactilológico
Alfabetos
Ayuda
Servicios
Noticias
Instituciones
Comunidad
Novedades
Quienes Somos
Noticias
Viernes, 3 de Junio de 2005 - Ciencia / Salud
Aconsejan colocar un implante antes de los dos años

Los dos primeros años son esenciales para desarrollar la comunicación. Es por eso que para contrarrestar la sordera congénita otorrinolaringólogos pediátricos consideran que ese período es una ventana de oportunidad única para que un bebe sordo o hipoacúsico desarrolle el lenguaje normalmente a través de prótesis que restablecen la audición.

Así lo subrayó un panel de expertos de América latina y España que se reunieron en la ciudad de Mendoza durante el I Congreso Hispanolatinoamericano de Implante Coclear, que finalizó el último sábado. En el encuentro, especialistas con más de diez años de experiencia en el implante de dispositivos que reemplazan electrónicamente la audición del oído medio (cóclea) coincidieron en la necesidad de detectar la sordera en los recién nacidos para aprovechar la mayor etapa de plasticidad cerebral durante los primeros 24 meses.

"Bajar la edad para efectuar esos implantes no es una competencia para ver si superamos una marca... El sistema auditivo tiene un desarrollo fisiológico especial en los dos primeros años de vida, aunque los principales hitos comienzan en el período prenatal. Por eso es fundamental restablecer el aporte de información auditiva en ese momento; si lo hacemos más tarde, los resultados serán menores", señaló el doctor Manuel Manrique, profesor adjunto de Otorrinolaringología de la Universidad de Navarra, en Pamplona, España.

Manrique presentó como evidencia los resultados de un estudio en el que participaron 219 chicos sordos de distintas edades. "Los mejores resultados se obtienen cuando los implantes [cocleares] se realizan dentro del período crítico auditivo, que es hasta el año de vida del bebe. Es más: los chicos implantados a los seis meses desarrollaron el lenguaje casi sin apoyo de terapia verbal", explicó.

Cuando la deficiencia auditiva afecta un solo oído el lenguaje se desarrolla con limitaciones, como la falta de percepción clara de las palabras en ambientes ruidosos o la carencia de biauralidad. Pero cuando afecta a ambos oídos y los audífonos no solucionan el problema la falta de estimulación de la corteza auditiva cerebral influirá en la ausencia del lenguaje. Es entonces cuando se indica el implante coclear.

Prudencia y tiempo
"En la Argentina no se han realizado implantes en menores de un año. Tratamos de ser prudentes y esperar la aprobación que sólo puede dar el tiempo", dijo el doctor Leopoldo Cordero, consultor en implantes cocleares del hospital Garrahan.

La prótesis transforma los sonidos y las palabras en señales eléctricas que estimulan el nervio auditivo. Según la afección, los usuarios pueden desarrollar una comprensión del habla fluida sin recurrir a la lectura labial.

Para Cordero, que presidió la reunión de expertos, la ampliación de los márgenes de edad debe ser "muy cautelosa". "El implante es muy bueno, pero hay que saber usarlo", enfatizó.

Es que a medida que desciende la edad debe aumentar la pericia del equipo de médicos a cargo del diagnóstico para evitar errores al valorar las respuestas tempranas del bebe a ciertos estímulos. "En general, siempre debe haber una evaluación conjunta para llegar al diagnóstico de sordera, que a veces no es tan fácil de dilucidar", señaló. A veces la falta de precisión en el grado de pérdida auditiva lleva a excesos en la recomendación del implante.

En el país nacen unos 760 chicos sordos cada año: alrededor de 152 son candidatos a la prótesis coclear. En noviembre próximo, adelantó Cordero, se habrán realizado en el país los primeros 500 implantes.

Mejores resultados
Ambos especialistas coincidieron en la efectividad del uso precoz del implante. En los adolescentes que en 1991 recibieron el implante al año de edad "los exámenes de audición son estables y el desarrollo escolar es excelente", dijo Manrique.

Aunque el rendimiento de los que reciben el implante a los dos años es óptimo, cuando se opera dentro de los 12 meses de vida hay un alto aprendizaje espontáneo del lenguaje, menor costo de rehabilitación y los chicos llegan al preescolar con un código de comunicación aprendido. "En Galicia o Cataluña, donde los alumnos deben aprender dos idiomas, los chicos sordos con implante coclear precoz lo logran" -dijo Manrique-. "No curamos la sordera, pero reducimos la disfunción."

En cambio, la respuesta al implante en los chicos mayores de 6 años no es tan efectiva. "Colocarle un implante a un chico de más de 7 años con sordera profunda es una utopía, porque le dará información auditiva que no está acostumbrado a recibir y puede llegar a rechazar la prótesis" -afirmó Cordero-. "Es tarde tanto para oralizarlo como para que aprenda el lenguaje de señas, porque tiene una maduración cerebral en la que el pensamiento sin una base lingüística ha deteriorado su posibilidad de tener un desarrollo lingüístico completo", finalizó.

FUENTE: LA NACION LINE




Diccionario | Configuraciones | Alfabetos | Ayuda | Instituciones
Noticias | Novedades | T. Dactilológico | Quienes Somos | Contáctenos
2001 - 2017 | © Manos Que Hablan ® .:. Todos los derechos reservados




Diccionario señas