Manos que Hablan Manos que Hablan Alfabetos
19/11/2017 Lengua de señas
Lengua de Señas
Diccionario
Configuraciones
T. Dactilológico
Alfabetos
Ayuda
Servicios
Noticias
Instituciones
Comunidad
Novedades
Quienes Somos
Noticias
Miércoles, 23 de Marzo de 2005 - Ciencia / Salud
La audición es más compleja de lo que se cree

Las investigaciones nos descubren nuevos aspectos de la audición humana. Los resultados podrán dar paso a audífonos aún mejores en el futuro.

Durante mucho tiempo la opinión convencional había sido que nuestra manera de determinar la fuente y la dirección del sonido era similar a la de los búhos, un sistema altamente afinado.

Esto ha resultado ser cierto hasta cierto punto, ya que un grupo de investigadores de la Escuela Universitaria de Londres ha descubierto que esto solo es aplicable a los sonidos de alta frecuencia. En frecuencias bajas usamos una técnica auditiva más parecida a la de pequeños mamíferos con una audición menos sensible, como los gerbos y las cobayas.

Los investigadores piensan que comprender con todo detalle cómo se detecta la dirección del sonido en humanos, permitirá desarrollar audífonos que imiten mejor la audición natural humana.

"Saber como el cerebro crea un sentido espacial del sonido es el primer paso para recrear la audición espacial de las personas sordas", explica el Dr. David McAlpine de la Escuela Universitaria de Londres a la BBC.

Los humanos tanto como los animales utilizan la diferencia temporal entre las ondas del sonido que alcanzan un oído y el otro para determinar la dirección del sonido.

Numerosas células del cerebro, o neuronas, se activan dependiendo del lapso de tiempo entre las ondas sonoras que alcanzan un oído y después el otro. Mientras las neuronas reaccionan de forma distinta en pájaros y mamíferos, la audición humana combina ambas variedades, mezclando así ambas formas de detectar la dirección y la fuente de los sonidos.

Según los investigadores, que estudiaron la forma en que un grupo de personas reaccionaba ante los sonidos en un típico escenario urbano, el cerebro humano es capaz en todo momento de seleccionar la manera más efectiva de escuchar y adaptarse a las condiciones de sonido inmediatas.

"Para los animales y los humanos, localizar la fuente del sonido puede ser un asunto de vida o muerte, como por ejemplo, escapar de un perseguidor o cruzar una calle con mucho tráfico", comenta el Dr. McAlpine.

FUENTE: BBC




Diccionario | Configuraciones | Alfabetos | Ayuda | Instituciones
Noticias | Novedades | T. Dactilológico | Quienes Somos | Contáctenos
2001 - 2017 | © Manos Que Hablan ® .:. Todos los derechos reservados




Diccionario señas