Manos que Hablan Manos que Hablan Alfabetos
21/11/2017 Lengua de señas
Lengua de Señas
Diccionario
Configuraciones
T. Dactilológico
Alfabetos
Ayuda
Servicios
Noticias
Instituciones
Comunidad
Novedades
Quienes Somos
Noticias
Domingo, 11 de Enero de 2004 - investigación
Sobre los Trastornos de las Funciones Auditivas Centrales

Las Funciones Auditivas Centrales han sido definidas por la ASHA como "los mecanismos y procesos del sistema auditivo responsable de las conductas de localización y lateralización del sonido, discriminación auditiva, reconocimiento de patrones auditivos y de aspectos temporales de la audición (resolución, enmascaramiento e integración temporales y ordenamiento secuencial) y competencias auditivas con señales competitivas y degradadas".

Estos mecanismos determinan el procesamiento de señales acústicas harto complejas. La relevancia de las Funciones Auditivas Centrales es tal que, de su buen o mal funcionamiento, depende el desarrollo normal de procesos tan intrínsecos e imprescindibles en el ser humano como son la comprensión del lenguaje o la percepción musical. En estos coactúan aspectos psicoacústicos y neurofisiológicos que dan lugar a la activación de una actividad eléctrica cerebral de fácil registro a través de potenciales evocados o pruebas psicoacústicas. Los deficitarios procesos sensoriales provocan los Trastornos de las Funciones Auditivas Centrales (TFAC). La insuficiencia en el desarrollo sensorial deriva de la incapacidad o capacidad limitada para atender, discriminar, reconocer o comprender la información de origen auditivo.

Sin embargo, la detección de los TFAC no siempre resulta fácil dada la complejidad que suele acompañar al análisis de las funciones auditivas centrales y puesto que no constituye una entidad unitaria atribuible a una sola categoría nosológica. Y así, las carencias detectadas en el procesamiento de información auditiva pueden manifestarse de formas muy diferentes amén de responder a múltiples etiologías.

Por todo esto, el estudio de la audición pasa por una aproximación a partir de su carácter funcional y desde el proceso y conocimiento de las correspondencias anatómico-funcionales de la audición. Todo ello implica la evaluación de los y trastornos auditivos a través de pruebas psicoacústicas y electrofisiológicas determinadas por el historial clínico de cada paciente. En el caso de pacientes diagnosticados de TFAC se suele recurrir a las alternativas que permiten mejorar las capacidades lingüísticas y cognoscitivas, así como potenciar el desarrollo de las aptitudes auditivolingüísticas, del metalenguaje y el uso de estrategias de escucha , metacognición y compensatorias.

FUENTE: AUDITIO




Diccionario | Configuraciones | Alfabetos | Ayuda | Instituciones
Noticias | Novedades | T. Dactilológico | Quienes Somos | Contáctenos
2001 - 2017 | © Manos Que Hablan ® .:. Todos los derechos reservados




Diccionario señas