Manos que Hablan Manos que Hablan Alfabetos
22/11/2017 Lengua de señas
Lengua de Señas
Diccionario
Configuraciones
T. Dactilológico
Alfabetos
Ayuda
Servicios
Noticias
Instituciones
Comunidad
Novedades
Quienes Somos
Noticias
Miércoles, 3 de Septiembre de 2003 - Comunidad
Desde Dallas, ayudan a chicos sordos de Río Cuarto

Graciela Saracho se crió en Tucumán, estudió enfermería en Córdoba y desde 1964 está radicada en Dallas, Estados Unidos. Fueron las dramáticas noticias sobre las muertes de niños por desnutrición, en la Provincia en que vivió su infancia, las que la impulsaron a organizar algún tipo de ayuda para el país.

Tuvo eco en el Centro Argentino Dallas Fortworsth, una suerte de club social y cultural, en el que Saracho comparte con sus amigos películas argentinas, folklore, tango y recuerdos.

Enseguida surgió la idea de aprovechar las popularidad de las “ventas de garaje” americanas como estrategia para reunir fondos. Su hermano médico, Pedro Saracho, le hizo contacto con el Centro de atención para discapacitados auditivos de Río Cuarto, dependiente del ministerio de Educación de la Provincia. Allí asisten 64 niños de distintos puntos del sur cordobés.

El club social integrado por unos 150 argentinos que hace más de 20 años están radicados en Dallas ya logró reunir unos dos mil dólares que serán destinados a la compra de audífonos.

Ayer, la representante escolar, Claudia Guerrero, se reunió con Saracho para acordar detalles. “Por ahí se percibe más lo que significa si comparamos los audífonos con lo que son los anteojos para quienes tienen una disminución visual".

Depende del caso pero, por ejemplo, con el audífono hay chicos que pueden escuchar que viene un auto antes de cruzar la calle. Dejan de estar totalmente aislados del mundo sonoro”, destacó la docente.

Valoró el gesto de los argentinos radicados en el exterior y confió la impotencia de los profesores al ver que la gran mayoría de los alumnos carece de recursos para comprar los elementos que permitirían mejorar su calidad de vida. “Para algunos chicos, el audífono implica un cambio fundamental en sus posibilidades. Al no proveerles de los equipos necesarios, los estamos discapacitando más”, dijo Guerrero.

“Ese chico sin audífono, aparte de que no va a poder aprender, va a ser siempre dependiente de alguien, del gobierno o de alguna institución de ayuda social. No va a poder producir”, acotó Saracho, desde una perspectiva americana.

Comentó que otros centros de argentinos (en Houston y New Orleans), mucho más numerosos que el de Dallas, hace tiempo que sostienen comedores y envían recursos al país.

Saracho trabaja como enfermera en un hospital psiquiátrico en Dallas y está decidida a continuar con este tipo de acciones solidarias.

FUENTE: LA VOZ DEL INTERIOR ON-LINE




Diccionario | Configuraciones | Alfabetos | Ayuda | Instituciones
Noticias | Novedades | T. Dactilológico | Quienes Somos | Contáctenos
2001 - 2017 | © Manos Que Hablan ® .:. Todos los derechos reservados




Diccionario señas